Las variantes de las enchiladas tradicionales mexicanas con un toque americano

Las enchiladas tienen un lugar en la psique culinaria mexicana similar a la del hot dog, hamburguesas, y cheesesteaks para la gente de los Estados Unidos, pero a una mayor profundidad.

Las raíces de las enchiladas vienen desde muy atrás y podemos incluirlas en el grupo de los antojitos y son un platillo super completo.

Sabemos que la comida mexicana tiene sus bases en el maíz y el picante, por lo que ya te darás una idea del por qué se llaman enchiladas 🙂

Y vaya, solo que le faltó mencionar es que cualquier indicio de la magia culinaria ha hecho de este plato una propuesta diferente en cada región del país, desde su forma más simple a sus formas más exóticas.

Y bueno, no es de extrañarse que ha llegado a ser un gran favorito en ambos lados de la frontera entre México y Estados Unidos.

Entra a KiwiLimón

Probablemente sabes que las enchiladas a medida que se sirven en restaurantes de comida mexicana-americano, son ahora también protagonista de un plato combinado.

En esta zona de la frontera, la enchilada es más a menudo una tortilla de maíz envuelta alrededor de un relleno de queso, carne molida de res o aves de corral, cubierto con una salsa de chile espesados cubierto con un montón de queso (principalmente amarillo), cebolla y crema a veces agria, y luego se hornea hasta que la cubierta de queso se haya fundido en la cocina

En México, las enchiladas no se sirven de esta forma debido a que el queso amarillo es más bien utilizado en la cocina mexicana-estadounidense.

Si bien, la tortilla es el común denominador, en México es normal sumergirla primero en salsa, luego sofreirla en un poco de aceite y rellenarla ya sea de queso fresco, verduras, carne deshebrada de pollo o res y después bañarlas con un poco de crema y queso fresco.

Las variantes de las salsas es como le dará su nombre como: enchiladas de mole, rojas, verdes, enfrijoladas, entomatadas… en fin.

La versión mexico-estadounidense o Tex-Mex es cuando la tortilla se envuelve y se cubre de queso amarillo y carne molida condimentada.

De hecho, esta es la magia que se puede hacer con este platillo, por un lado conoces los ingredientes básicos y por el otro, puedes hacer volar tu imaginación para adaptar un platillo tradicional en algo único y deferente, llegando a regionalizarlo como ha sucedido con estas enchiladas fronterizas.

A veces, esta adaptación te la ofrecen los ingredientes que tienes en el refrigerador, así que el experimentar un poco es válido si te atrevés hacerlo.

Resultado de imagen para enchiladas

Cuando hago mis experimentos con las enchiladas me gusta freír y cubrir las tortillas con la salsa por primera vez al puro estilo mexicano, después comienzo con algunos cambios y es cuando la cubro de algunas salsas que cocino y, definitivamente, no puede faltar el queso.

Ya sea que las haga en el horno o no, lo que si busco es que mis enchiladas se mantengan suaves y bueno, ahora que he conocido y preparado la opción que brinda la propuesta Tex-Mex puedo decir que tengo una variante más en mi recetario ahora con la fusión esta zona .

REFERENCIAS: YouTube || KiwiLimón || Cocina vital

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *