Los análisis clínicos son pruebas para detectar el ácido úrico

Nuestro maravilloso cuerpo tiene muchas tareas para hacer conforme comemos y una de ellas es descomponer las purinas y junto con esta labor se crea una sustancia química llamada ácido úrico.

Una vez que se obtienen las purinas, este compuesto ingresa al torrente sanguíneo durante la descomposición natural de las células en el cuerpo.

Por su lado, el ácido úrico en su mayoría se disuelve en la sangre y se transporta a los riñones en donde se elimina del cuerpo al orinar.

Algo de ácido úrico también sale del cuerpo a través de la defecación. Sin embargo, cuando este proceso se interrumpe, el cuerpo puede producir demasiado o muy poco ácido úrico.

Resultado de imagen para acido urico

A menudo se realiza una prueba de ácido úrico para ayudar a determinar la causa subyacente de los niveles anormales de ácido úrico.

Al medir la cantidad de ácido úrico en su cuerpo, el médico puede evaluar qué tan bien el cuerpo produce y elimina el ácido úrico.

Los análisis clínicos pueden analizar la cantidad de ácido úrico y puede ser a través del análisis de sangre o con una muestra de orina.

Por lo general, el médico le recomendará una prueba de orina de ácido úrico cuando presente síntomas de una afección médica que provoca un aumento de los niveles de ácido úrico.

Resultado de imagen para prueba de orina

Entre los primeros diagnósticos que se observan cuando existe una cantidad considerable de ácido úrico es la presencia de gota, que es una forma común de artritis.

La gota se observa especialmente en los dedos de los pies y los tobillos y se manifiesta por dolor intenso y sensibilidad en las articulaciones.

Otros síntomas de gota incluyen:

  • Hinchazón en una articulación
  • Piel enrojecida o descolorida alrededor de una articulación
  • Una articulación caliente al tacto

Otro diagnóstico que también va de la mano con el exceso de ácido úrico son los cálculos renales

Son esos cristales que se forman y que si bien nos va, salen por el tracto urinario ocasionando un gran dolor durante el proceso.

Resultado de imagen para calculos renales

Los síntomas de los cálculos renales incluyen:

  • Dolor severo en la espalda baja
  • Sangre en la orina
  • Una necesidad frecuente de orinar
  • Náusea
  • Vómitos
  • Fiebre
  • Resfriado

También son solicitados los análisis clínicos como la prueba de orina para determinar qué tan bien te estás recuperando de los cálculos renales o de la gota.

Una prueba de orina de ácido úrico también podría usarse para controlar su condición si se somete a quimioterapia o radioterapia. Estos tratamientos pueden conducir a una acumulación de ácido úrico en el cuerpo.

Los niveles de ácido úrico más altos de lo normal en la orina a menudo indican gota o cálculos renales. Otras causas incluyen:

  • Una dieta rica en alimentos que contengan purinas
  • Obesidad
  • Enfermedad del hígado
  • Enfermedad del riñón
  • Trastornos de la médula ósea como leucemia
  • Cáncer metastásico o cáncer que se ha diseminado a otras partes del cuerpo

En algunos casos, la prueba puede mostrar niveles más bajos de lo normal de ácido úrico. Esto puede indicar:

  • Envenenamiento por plomo
  • Alcoholismo
  • Una dieta baja en purinas

Dependiendo de los resultados, tu médico puede necesitar realizar pruebas adicionales para confirmar un diagnóstico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *